Homenaje a Españeta


image

Un artículo de: José Bayarri (@chuferoenmalaga)

El 1 de mayo de 1938 nació Bernardo España Edo, nuestro Españeta, con 76 años cumplidos y más de 50 años en el club, como recogepelotas del Mestalla en un principio y como utillero después. Va siendo hora de que reciba un homenaje por parte del club, más allá del que se le da todos los años en la presentación del equipo donde recibe su minuto de gloria, insuficiente por su valía y por el cariño que le tiene TODO el valencianismo.

Nacido en el barrio de Ruzafa, hizo allí sus pinitos como futbolista en el Huracán de Ruzafa, el equipo de su barrio. A los dieciséis años un accidente de moto cortó sus ilusiones de ser futbolista pero le abrieron un camino que ya no abandonaría, el Valencia CF.

Ese camino lo inició a los catorce años como recogepelotas los días de partido, más tarde su persistencia, ya que acudía a prácticamente  todos los entrenamientos, y su carácter jovial le hicieron trabajar para el  Mestalla durante cinco años tras los cuales otro icono del valencianismo como D. Vicente Peris le ofreció trabajar para el Valencia, para el equipo grande como utillero, hasta hoy y ahí sigue.

En 2003 le llegó la jubilación pero por no haber cotizado a la Seguridad Social durante los primeros años la pensión se reducía considerablemente con lo que el club, reconociendo su error le mantuvo en el cargo y le alargó la vida laboral supongo que mientras él quisiera por que ahí sigue, con 76 años y dando lecciones a muchos de valencianismo y humildad.

De Españeta se cuentan infinidad de anécdotas, como la de Di Stefano que le recriminaba que hiciera malabares con el balón delante de los jugadores porque iba a acabar deprimiéndoles  ya que era superhábil con la pelota. O la propinilla que le daba todos los días Puchades por aparcarle el Topolino negro. O cuando ejercía de chofer de Mundo.

Volviendo a sus habilidades con el balón, en un Torneo Valencia Naranja el club contrató a un malabarista del balón francés para amenizar el descanso, Iturraspe entrenador entonces le dijo a Bernardo: “Españeta, ves tú detrás haciendo lo mismo” y el campo se caía aplaudiéndolo.

Con Di Stéfano (D.E.P.)  le unía una relación muy especial, le consideraba un segundo padre e incluso le ofreció ser su padrino de boda lo que finalmente no pudo ser por los compromisos deportivos de la Saeta. En la etapa valencianista de D. Alfredo nunca le faltaban los tres paquetes de Cámel que le proveía Españeta diariamente. El hecho de no tener hijos hace que aún aumente su cariño por todos los jugadores que han utilizado el vestuario de Mestalla, los considera algo propio y si le preguntas por favoritos nunca se decanta por ninguno para no molestar a nadie, aunque si le aprietan acaba reconociendo que Kempes es su debilidad, una relación que va mas allá de la admiración o el cariño mútuo.

No creo que haya un utillero en el mundo del fútbol que haya recibido homenajes de la afición (Grada Jove), que se le haya escrito un pasodoble, que haya protagonizado campañas publicitarias, que atesore en su palmarés 3 Ligas, 4 Copas, 1 Supercopa de España, 1 Recopa, 1 Copa de la UEFA, 2 Copas de Ferias y 2 Supercopas de Europa. No creo que haya un utillero en el mundo del futbol que merezca un homenaje más que D. Bernardo España Edo, Españeta. No creo que haya habido nunca en éste club nadie que nos ponga a TODOS de acuerdo, ya sólo por eso merece el mayor de los homenajes.

¡¡¡Grande Españeta!!!