Acerca de La Sexta


image

Un artículo de: José Bayarri (@chuferoenmalaga)

El penúltimo terremoto informativo lo ha protagonizado La Sexta, una infografía con el escudo del Valencia boca abajo es la causante. Para mí, la gravedad está más en el contexto en que se produce esa utilización de nuestro escudo. Lo realmente grave es que se diga en un medio nacional que no se entiende como el club ficha a un entrenador por orden de un dueño que aun no ha comprado. Decir eso y quedarse tan pancho es o ignorancia o intoxicación. No creo en los periodistas desinformados y menos en un medio nacional, por lo tanto solo me queda la segunda opción, intoxicación. Si ademas eso lo adornas con un desafortunado montaje tienes como resultado el programa de ayer de La Sexta Deportes.

Llueve sobre mojado, lineas editoriales como la de la Cadena Ser, La Sexta, Levante EMV, por poner tres ejemplos, comentarios como los de Javier Tebas, no son más que una perdida de respeto progresiva que ha dañado desde hace muchos años a nuestro club con la cómplice inoperancia de nuestro gestor de turno. 

La campaña mediática se remonta a Roig, el presidente valencianista más vilipendiado desde Madrid en toda la historia del VCF, el lo buscó, creyendo equivocadamente que para unir al valencianismo había que encontrar un enemigo común y dirigió su odio hacia la meseta. Ese odio justificado en numerosas ocasiones (Mijatovic, agresion de los Ultrasur a su persona, arbitrajes, etc) y alimentado hasta nuestros días es lo que no se ha sabido gestionar.

Protestamos mucho pero medidas efectivas no se ha tomado ninguna, encima en mas de una ocasión les reimos las gracias como hizo Llorente con Évole en un programita de La Sexta en el que no le/nos vaciló sino lo siguiente.

La única medida que he visto tomar contra una “agresion” ha sido cuando Salvo no asistió a la Asamblea de la LFP que tuvo lugar en Valencia como protesta al cambio de horario del Rayo-VCF. Ese es el camino, medidas efectivas, comunicados institucionales, cualquier cosa antes que la inoperancia de todos estos años.

Costará porque ganar un respeto perdido durante años no es algo que se obtenga en dos días pero lo conseguiremos.