Memoria histórica


image

Un artículo de: José Bayarri (@chuferoenmalaga)

Decía Baruch de Spinoza que SI NO QUIERES REPETIR EL PASADO, ESTUDIALO. Tampoco es cuestión de aprenderlo de carrerilla, digo yo, pero no está de más tener muy claro de dónde venimos, que nos ha traído hasta aquí, donde estamos y donde queremos llegar. 

Voy a intentar hacer un resumen muy conciso sin entrar en más juicios ni opiniones, eso que cada uno lo haga si quiere, de por qué el Valencia C.F. está donde está. De antemano os digo que si alguien no está de acuerdo en algo de lo que escriba, lo admito y si quiere lo debatimos, igual que si alguien quiere o tiene curiosidad por ampliar algún dato estoy a su disposición.

Venga, al lío

La deuda del Valencia empieza a inicios de la década de los 80, llega a alcanzar los 1.300 millones de pesetas, Ramos Costa es el principal responsable y acaba derivando en un descenso de categoría. Cuando el equipo toca fondo, Tuzón con una encomiable y nunca suficientemente valorada gestión reflota el equipo deportiva y económicamente. Su marcha coincide con la transformación del club en S.A.D. Francisco Roig accede a la presidencia gracias a la delegación de acciones, más tarde se convertirá en accionista mayoritario (esto da para escribir dos libros, al menos), el primero en la historia del club. En su mandato la deuda del club pasa de 0 a 130 millones de euros. En 2004, efervescencia de la burbuja inmobiliaria, la GV (Camps, González Pons, Rafael Blasco) “obliga” a Roig a vender sus acciones a Soler por 30 millones de euros, había que aprovechar la burbuja para enriquecerse a costa del VCF con la excusa de acabar con su deuda.

Cuatro años más tarde, Soler ya había aumentado la deuda de 130 a 330 millones de euros. Entre medias en 2005, se hace la operación Porxinos (1ª Contingencia según Salvo). La GV se columpió en su decisión de colocar a Soler, en un principio era el tonto útil pero resultó ser tonto e inútil, mucho más de lo que podían haber imaginado.

Tras la dimisión de Soler, el visto y no visto de Villalonga, Soriano, Dalport y bucaneros varios llegamos a 2009 y una deuda de 547 millones de euros, se idea la famosa ampliación de capital de 92,4 millones con la intención de quitar de en medio a Dalport y para esquivar la quiebra técnica en la que se estaba. (2ª Contingencia según Salvo) La ampliación es un fracaso, como no podía ser de otra manera y se le adjudica un sobrante de 73,2 millones de euros a la Fundación mediante un crédito de Bancaja (Olivas) avalado por el IVF siguiendo instrucciones de Camps. (3ª Contingencia según Salvo).

Llegados a este punto entra en escena Llorente, obedeciendo órdenes del banco debe reducir drásticamente la deuda y buscar una salida a la que quede. La primera parte (la fácil) la cumple como lo hubiera hecho cualquiera de nosotros, vendiendo y vendiendo jugadores y la rebaja a 354 o 230 millones según incluyas dinero recibido por ampliación o no, según consultes una fuente u otra, que cada uno elija lo que le interese. La segunda la intenta cumplir en 2011 ideando a medias con GV y  Bankia (Rato) la operación Newcoval (4ª Contingencia según Salvo). La operación no se lleva a cabo porque Bankia (con Goirigolzarri), se echa atrás (afortunadamente).

Llegamos a 2013, Amadeo Salvo accede a la presidencia con la misión de encontrar vías de financiación aceptables para el banco y refinanciar los créditos del Valencia y de la Fundación. Lo que Salvo no sabía es que Bankia ya había diseñado su hoja de ruta, había vendido su cartera inmobiliaria a Cerberus y quería retomar un nuevo Newcoval para liquidar la deuda y ceder los activos a Cerberus.

Salvo contraataca y ya sabeis el resto, oferta de Lim (en realidad, la única oferta que como tal ha existido) y contingencias pendientes para torpedear venta.

Después de leer todo esto, alguien con un mínimo de sentido común ¿puede acusar a Salvo de trepa, poltronero o buscar su interés personal? Pues los hay, creedme, los mismos que callan como putas en todo lo referente a lo que ha ocurrido del 90 para acá.

P.D.: Una aclaración del por qué Bankia rechaza Newcoval en 2011 y ahora está forzando para que se haga. En 2011 Bankia se hubiera quedado los activos del Valencia a cambio de la deuda ¿ok? En 2013 Bankia vendió su cartera inmobiliaria Bankia Habitat a Cerberus durante 10 años. Si ahora Bankia hace un nuevo Newcoval, Cerberus se queda con los activos, paga los préstamos a Bankia y el Valencia simplemente cambia de deudor. Queda claro, ¿no?